Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Showcase


Channel Catalog


Channel Description:

El diario de mayor circulación del Ecuador

older | 1 | .... | 1066 | 1067 | (Page 1068) | 1069 | 1070 | .... | 1128 | newer

    0 0


     
    En la nota ‘Me quisieron lanzar una maldición’, publicada en la edición de ayer de EXTRA y referente a una misteriosa caja que había recibido el bailarín Harry el ‘Híbrido’, se incluyó un recuadro titulado “Psíquico dice que hay que combatir el maleficio a tiempo”. 
    En dicho apartado, se mencionó que el entrevistado era Guillermo de la Fe, cuando lo correcto era José de los Santos. 
    EXTRA lamenta el error cometido y pide disculpas por el malestar que pudo ocasionar al psíquico, quien se comunicó con este diario para pedir la respectiva rectificación.
    En la nota ‘Me quisieron lanzar una maldición’, publicada en la edición de ayer de EXTRA y referente a una misteriosa caja que había recibido el bailarín Harry el ‘Híbrido’, se incluyó un recuadro titulado “Psíquico dice que hay que combatir el maleficio a tiempo”. En dicho apartado, se mencionó que el entrevistado era Guillermo de la Fe, cuando lo correcto era José de los Santos. EXTRA lamenta el error cometido y pide disculpas por el malestar que pudo ocasionar al psíquico, quien se comunicó con este diario para pedir la respectiva rectificación. 

    0 0


     
    Xanderluv,  (Manabí)
    Once cadáveres pertenecientes a personas que fallecieron en el terremoto del 16 de abril, en la provincia de Manabí, se han exhumado desde hace tres semanas. Las diligencias se realizaron por pedidos de los deudos, debido a  que algunos de estos restos fueron sepultados en cementerios lejanos a sus lugares de orígenes. 
    Después de cumplir los trámites correspondientes con las autoridades, estos dieron luz verde al petitorio. Así lo informó el fiscal provincial, Enrique García.
    “Se han exhumado once cadáveres: ocho de Pedernales y tres de San Vicente. El procedimiento legal se da trámite luego de que los deudos lo solicitan a la Fiscalía y Policía. Tras un estudio minucioso, se da cumplimiento a las peticiones”,  indicó el fiscal García.
    Los últimos despojos exhumados fueron los de Paola Cecibel Mero Quijije, de 27 años,  y el de su hija, de 7. 
    Los restos fueron desenterrados en el cementerio de Santo Domingo de Los Tsáchilas hace dos semanas. Y permanecieron hasta la tarde del viernes 20 de mayo en el Instituto de Ciencias Forenses Ramón Loor Pincay, de Manta. Fueron sepultados de nuevo en el cementerio general del cantón Jaramijó.
    A  su tierra natal
    Ambas fallecieron en un inmueble del sector La Chorrera de Pedernales. La edificación quedó aplastada por el desplome de un edificio contiguo. 
    Ellas eran oriundas de Jaramijó, pero radicaban en el cantón de Pedernales. Así lo confirmó  Marcelo Torales, esposo y padre, respectivamente, de las dos víctimas mortales.
     “Cuando se dio el terremoto, yo estaba con mi esposa. Salimos de inmediato de la casa, pero ella regresó en busca de nuestra hija. Y cuando intentó salir, la casa le cayó encima. Allí también murió mi hermana Danny Torales (de 26 años)”, contó entre lágrimas el viudo.
    Los cuerpos de las fallecidas se rescataron la tarde del 17 de abril. El hombre recordó que su esposa se encontraba embarazada de 8 meses y que el bebé fue encontrado sin vida, a un lado de su madre. 
    Los restos del infante se hallaban sepultados en el sitio Coaque, de Pedernales, pero posteriormente también fueron exhumados y enterrados junto a su progenitora y hermana.
    El afectado explicó que había solicitado la exhumación de los cuerpos porque quería tenerlos en el cementerio de Jaramijó, de donde son oriundos, y adonde regresó tras la catástrofe.
    Once cadáveres pertenecientes a personas que fallecieron en el terremoto del 16 de abril, en la provincia de Manabí, se han exhumado desde hace tres semanas. Las diligencias se realizaron por pedidos de los deudos, debido a  que algunos de estos restos fueron sepultados en cementerios lejanos a sus lugares de orígenes. Después de cumplir los trámites correspondientes con las autoridades, estos dieron luz verde al petitorio. Así lo informó el fiscal provincial, Enrique García.“Se han exhumado once cadáveres: ocho de Pedernales y tres de San Vicente. El procedimiento legal se da trámite luego de que los deudos lo solicitan a la Fiscalía y Policía. Tras un estudio minucioso, se da cumplimiento a las peticiones”,  indicó el fiscal García.Los últimos despojos exhumados fueron los de Paola Cecibel Mero Quijije, de 27 años,  y el de su hija, de 7. Los restos fueron desenterrados en el cementerio de Santo Domingo de Los Tsáchilas hace dos semanas. Y permanecieron hasta la tarde del viernes 20 de mayo en el Instituto de Ciencias Forenses Ramón Loor Pincay, de Manta. Fueron sepultados de nuevo en el cementerio general del cantón Jaramijó.A  su tierra natalAmbas fallecieron en un inmueble del sector La Chorrera de Pedernales. La edificación quedó aplastada por el desplome de un edificio contiguo. Ellas eran oriundas de Jaramijó, pero radicaban en el cantón de Pedernales. Así lo confirmó  Marcelo Torales, esposo y padre, respectivamente, de las dos víctimas mortales. “Cuando se dio el terremoto, yo estaba con mi esposa. Salimos de inmediato de la casa, pero ella regresó en busca de nuestra hija. Y cuando intentó salir, la casa le cayó encima. Allí también murió mi hermana Danny Torales (de 26 años)”, contó entre lágrimas el viudo.Los cuerpos de las fallecidas se rescataron la tarde del 17 de abril. El hombre recordó que su esposa se encontraba embarazada de 8 meses y que el bebé fue encontrado sin vida, a un lado de su madre. Los restos del infante se hallaban sepultados en el sitio Coaque, de Pedernales, pero posteriormente también fueron exhumados y enterrados junto a su progenitora y hermana.El afectado explicó que había solicitado la exhumación de los cuerpos porque quería tenerlos en el cementerio de Jaramijó, de donde son oriundos, y adonde regresó tras la catástrofe. 

    0 0


     
    Stalin Carrión Martínez,Guayaquil
    ‘Laura’ se sentía cansada y sudorosa, pero no tenía dónde sentarse. El abrigo que se había puesto en la madrugada y su larga cabellera la acaloraban aún más. Eran cerca de las 08:30 del pasado jueves, y el sol ya destellaba como una bola candente. Ella guardaba silencio y solo observaba cómo otras mujeres hacían reclamos a los policías en la garita de la antigua Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil.
    Luego, caminó unos pasos y se arrimó a una valla metálica. Estaba algo nerviosa y, con voz suave, empezó a contar que su esposo fue detenido hace cinco meses por microtráfico en el poblado de Anconcito, Santa Elena. Hasta el pasado jueves aún no lo había visto porque no aparecía en el listado de visitas. 
    La mujer comentó que ese impedimento se solucionaría pronto y que tampoco la importunaba demasiado. Nada que ver con algo que presuntamente le ocurrió a su madre, quien en las últimas semanas había entrado en su lugar para visitar a su cónyuge. Según la joven, en un control de ingreso le hicieron desnudarse para revisarla y observar si ocultaba algo.
    Pero eso es “normal”, matizó ‘Gloria’, quien desde hace dos meses y medio frecuenta ese centro de privación de libertad para visitar a su marido, quien ‘cayó’ por una tentativa de asesinato en el Guasmo sur del Puerto Principal. La señora aseguró que el personal de seguridad no lo hace con algún fin sexual, sino para evitar que se ingresen objetos prohibidos.
    No obstante, en la Fiscalía sí se han presentado denuncias por supuestos abusos e insultos que habrían proferido agentes de tratamiento penitenciario y miembros de la Policía Nacional a las féminas, que pasan por los controles durante y después de las inspecciones.  Su número total se desconoce por ahora.
    En uno de los documentos legales, al que accedió EXTRA, consta el relato de una presunta víctima, donde describe el sitio de registro como un “cuartito”, al que les “hacían pasar de seis” en seis: “Me dijeron que me subiera la blusa, después el sostén y, como era una mujer guía la que nos revisaba, dijo que tenía t... bonitas. Me empezó a tocar”. 
    Después de eso, le habrían pedido que se bajara el pantalón y la ropa interior hasta la rodilla. Luego, que se inclinara hacia delante y que tratara de extender sus partes íntimas, para que la pudieran revisar con una linterna. “Me sentí abusada sexualmente”, afirmó ‘Amparo’ en su denuncia. 
    Pero ahí no habría terminado todo, según ella. “Una vez que salí del cuarto, fui objeto de burla por parte de los guías penitenciarios y miembros de la Policía. Hablaban diciendo que para la próxima visita fuéramos bien bañadas, para que no apestáramos (...). Salí llorando de ese lugar, con los nervios que me atacaban”, agregó la supuesta afectada en el escrito. 
    ‘Elizabeth’, otra presunta víctima, relató ante los investigadores que el día en que ella fue de visita las tenían en dos filas: “Un guardia nos decía que nos sacáramos los muñecos (lo que llevaran oculto), sin saber de qué se trataba”. El celador también las habría amedrentado, diciéndoles que corrían el riesgo de ir ocho meses a ‘cana’.
    Finalmente, siempre conforme a su testimonio, pasó al ‘cuartito’, donde seis guías la esperaban para la revisión y le habría ocurrido lo mismo que a ‘Amparo’. En otro escrito se señala que supuestamente ellas no han sido las únicas perjudicadas, pero no todas se atreverían a denunciar.
    El fiscal Víctor González, de la Unidad de Flagrancia, explicó que en estos casos, tras recibir una denuncia, “se le da trámite con el fin de verificar la autenticidad y si lo denunciado constituye en un delito de acción pública”. 
    El funcionario añadió que, sobre esa base, “la Fiscalía procede conforme a las reglas del procedimiento”. Eso implica que los funcionarios deben llamar a la presunta víctima y a los sospechosos a fin de que rindan sus versiones libres y voluntarias “para establecer si existe un delito de acción pública”. 
    Si se determina que no hubo infracción, el Ministerio Público desestima el caso de inmediato. En el supuesto contrario, si “hay elementos de convicción necesarios, la Fiscalía formulará los cargos por el tipo penal que corresponda al hecho”. 
    Versión oficial
    El 16 de marzo pasado, EXTRA envió fotografías de cuatro denuncias al Departamento de Comunicación del Ministerio de Justicia en la Zona 8. El objetivo: obtener una versión oficial. 
    Desde ese mismo departamento confirmaron que tres policías -supuestamente involucradas en ese tipo de actos- fueron removidas. Pero no se facilitaron más detalles al respecto. 
    ‘Laura’ se sentía cansada y sudorosa, pero no tenía dónde sentarse. El abrigo que se había puesto en la madrugada y su larga cabellera la acaloraban aún más. Eran cerca de las 08:30 del pasado jueves, y el sol ya destellaba como una bola candente. Ella guardaba silencio y solo observaba cómo otras mujeres hacían reclamos a los policías en la garita de la antigua Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil.Luego, caminó unos pasos y se arrimó a una valla metálica. Estaba algo nerviosa y, con voz suave, empezó a contar que su esposo fue detenido hace cinco meses por microtráfico en el poblado de Anconcito, Santa Elena. Hasta el pasado jueves aún no lo había visto porque no aparecía en el listado de visitas. La mujer comentó que ese impedimento se solucionaría pronto y que tampoco la importunaba demasiado. Nada que ver con algo que presuntamente le ocurrió a su madre, quien en las últimas semanas había entrado en su lugar para visitar a su cónyuge. Según la joven, en un control de ingreso le hicieron desnudarse para revisarla y observar si ocultaba algo.Pero eso es “normal”, matizó ‘Gloria’, quien desde hace dos meses y medio frecuenta ese centro de privación de libertad para visitar a su marido, quien ‘cayó’ por una tentativa de asesinato en el Guasmo sur del Puerto Principal. La señora aseguró que el personal de seguridad no lo hace con algún fin sexual, sino para evitar que se ingresen objetos prohibidos.No obstante, en la Fiscalía sí se han presentado denuncias por supuestos abusos e insultos que habrían proferido agentes de tratamiento penitenciario y miembros de la Policía Nacional a las féminas, que pasan por los controles durante y después de las inspecciones.  Su número total se desconoce por ahora.En uno de los documentos legales, al que accedió EXTRA, consta el relato de una presunta víctima, donde describe el sitio de registro como un “cuartito”, al que les “hacían pasar de seis” en seis: “Me dijeron que me subiera la blusa, después el sostén y, como era una mujer guía la que nos revisaba, dijo que tenía t... bonitas. Me empezó a tocar”. Después de eso, le habrían pedido que se bajara el pantalón y la ropa interior hasta la rodilla. Luego, que se inclinara hacia delante y que tratara de extender sus partes íntimas, para que la pudieran revisar con una linterna. “Me sentí abusada sexualmente”, afirmó ‘Amparo’ en su denuncia. Pero ahí no habría terminado todo, según ella. “Una vez que salí del cuarto, fui objeto de burla por parte de los guías penitenciarios y miembros de la Policía. Hablaban diciendo que para la próxima visita fuéramos bien bañadas, para que no apestáramos (...). Salí llorando de ese lugar, con los nervios que me atacaban”, agregó la supuesta afectada en el escrito. ‘Elizabeth’, otra presunta víctima, relató ante los investigadores que el día en que ella fue de visita las tenían en dos filas: “Un guardia nos decía que nos sacáramos los muñecos (lo que llevaran oculto), sin saber de qué se trataba”. El celador también las habría amedrentado, diciéndoles que corrían el riesgo de ir ocho meses a ‘cana’.Finalmente, siempre conforme a su testimonio, pasó al ‘cuartito’, donde seis guías la esperaban para la revisión y le habría ocurrido lo mismo que a ‘Amparo’. En otro escrito se señala que supuestamente ellas no han sido las únicas perjudicadas, pero no todas se atreverían a denunciar.El fiscal Víctor González, de la Unidad de Flagrancia, explicó que en estos casos, tras recibir una denuncia, “se le da trámite con el fin de verificar la autenticidad y si lo denunciado constituye en un delito de acción pública”. El funcionario añadió que, sobre esa base, “la Fiscalía procede conforme a las reglas del procedimiento”. Eso implica que los funcionarios deben llamar a la presunta víctima y a los sospechosos a fin de que rindan sus versiones libres y voluntarias “para establecer si existe un delito de acción pública”. Si se determina que no hubo infracción, el Ministerio Público desestima el caso de inmediato. En el supuesto contrario, si “hay elementos de convicción necesarios, la Fiscalía formulará los cargos por el tipo penal que corresponda al hecho”. 
    Versión oficialEl 16 de marzo pasado, EXTRA envió fotografías de cuatro denuncias al Departamento de Comunicación del Ministerio de Justicia en la Zona 8. El objetivo: obtener una versión oficial. Desde ese mismo departamento confirmaron que tres policías -supuestamente involucradas en ese tipo de actos- fueron removidas. Pero no se facilitaron más detalles al respecto. 

    “USAR LOS IMPLEMENTOS TECNOLÓGICOS PERMITIRÍA VERIFICAR CADA CAVIDAD DEL CUERPO SiN TOCAR”Hernán Ulloa, abogado penalista, opinó que en la actualidad el país cuenta “con las herramientas técnicas suficientes para evitar cualquier tipo de registro manual”, de modo que “usar estos implementos tecnológicos permitiría verificar cada cavidad del cuerpo sin tocar a la persona”.“Tengo conocimiento de que estos mecanismos se encuentran dentro de la Penitenciaría. Entonces yo desconozco los motivos por los cuales las mujeres especialmente se ven sometidas a este tipo de -supuestos- tratos inhumanos”, destacó el letrado ecuatoriano. No obstante, comentó que “si no existen las máquinas o estas se encuentran defectuosas, es una obligación de la autoridad cuidar el hecho de que sustancias prohibidas no sean ingresadas, como ha pasado en otras ocasiones”.Ulloa argumentó que el problema no estaría tanto en cómo se hace la revisión, sino en que “eso va sumado a una burla, sonrisas o comentarios lesivos”. Entonces, a su juicio, ese acto se transforma en “un abuso”. Si el registro se hace en silencio y con respeto, sin emitir opiniones, “no pasaría nada”. 

    “Hechos aislados”Segundo Romero, psicólogo forense de la Policía Judicial, mostró sus dudas acerca de la veracidad de estos episodios. “Hay que recordar que las personas que van a estos centros acuden ofuscadas y con ánimos alterados porque tienen a sus familiares dentro. Y a veces no se quieren someter a los protocolos que se dictan para poder ingresar. Yo no creo que sucedan estos casos, pueden ser hechos aislados”, señaló el especialista. El psicólogo recordó que ha habido casos donde las mujeres de los internos “han ocultado sustancias en sus partes íntimas. La Policía tiene que cumplir su trabajo de examinar”. Romero subrayó que existen cámaras de rayos X utilizables para detectar algún objeto. Porque se han dado situaciones en las que algunas féminas “han ingresado celulares en sus partes íntimas (...)”. De ahí que el chequeo deba ser “minucioso” y tal vez “eso es lo que les molesta”. El psicólogo forense aseveró que “muchas son convivientes de personas acostumbradas a estar detenidas”. Según él, van frecuentemente a la Penitenciaría “y toman la denuncia como represalia en contra de la Policía”.   

    0 0


     
    Durán, Guayas
    Durante el último sismo fuerte que se sintió en el país, la mayor preocupación de Nery Bailón Moreira era saber cómo estaría su madre, Zoila Moreira Mendoza, en el puerto manabita de Manta.
    Pasado el susto por el movimiento telúrico que la mañana del miércoles 18 hizo salir a mucha gente a las calles, Nery Bailón, quien reside por años en la cooperativa 28 de Agosto del cantón Durán, pudo comunicarse con su progenitora, de 92 años.Entonces, volvió a plantearle acogerla en su casa.
    Nery recordó que, por el temblor del 16 de abril, su madre estuvo varios días durmiendo en el patio de su inmueble, presa del temor como muchos habitantes. Afortunadamente los estragos no fueron mayores en el sector donde reside, Aurora 2, y la señora solo sufrió algunos golpes.
    Para devolverle la tranquilidad, Nery trajo a Zoila hasta su morada, en el cantón Durán, donde la adulta mayor contagió a los vecinos con su alegría y se ganó el cariño y una corona en el barrio de Durán.
    La hija pudo aprovechar para compartir lindos momentos con su progenitora. Uno de los más memorables fue durante el agasajo por el Día de la Madre, que organizaron en el barrio. 
    “Fue maravilloso tenerla acá”, subrayó la hija, quien muy presta mostró unas fotos de Zoila mientras comentaba el festejo. En el acto, su progenitora fue elegida como Madre Símbolo por la mayoría de las homenajeadas, en solidaridad por todo lo sufrido durante el aciago terremoto.
    VOLVIÓ A CASA
    La manabita de la tercera edad se mostró entusiasmada por el homenaje, comentó Guillermo Sánchez, dirigente de la cooperativa durandeña, quien recordó que por la fecha festejaron a 283 madres del sector. 
    “Ella andaba feliz, con su corona y su cinta, enseñándola a todos. Los vecinos querían tomarse fotos con ella”, indicó.
    El cantante Félix Macías hizo aflorar el pasado.Las decenas de mamás que se habían concentrado para disfrutar del ‘show’, desarrollado en la calle Fausto Huayamave, compartieron vivencias.
    Según Nery, tal fue la felicidad de su madre que también lució su cinta al día siguiente, cuando en familia se reunieron para recordar la jornada. Luego la guardó con cuidado y fue lo primero que puso en su maleta para ir de vuelta a Manabí.
    Porque pese a los cuidados y atenciones recibidas en Durán, Zoila decidió volver a su hogar. “Estaba preocupada por sus cosas, con miedo a que se le dañara la ropa, a perder sus perfumes...”, dijo Nery entre risas. (IC)  
    Durante el último sismo fuerte que se sintió en el país, la mayor preocupación de Nery Bailón Moreira era saber cómo estaría su madre, Zoila Moreira Mendoza, en el puerto manabita de Manta.Pasado el susto por el movimiento telúrico que la mañana del miércoles 18 hizo salir a mucha gente a las calles, Nery Bailón, quien reside por años en la cooperativa 28 de Agosto del cantón Durán, pudo comunicarse con su progenitora, de 92 años.Entonces, volvió a plantearle acogerla en su casa. Nery recordó que, por el temblor del 16 de abril, su madre estuvo varios días durmiendo en el patio de su inmueble, presa del temor como muchos habitantes. Afortunadamente los estragos no fueron mayores en el sector donde reside, Aurora 2, y la señora solo sufrió algunos golpes.Para devolverle la tranquilidad, Nery trajo a Zoila hasta su morada, en el cantón Durán, donde la adulta mayor contagió a los vecinos con su alegría y se ganó el cariño y una corona en el barrio de Durán.La hija pudo aprovechar para compartir lindos momentos con su progenitora. Uno de los más memorables fue durante el agasajo por el Día de la Madre, que organizaron en el barrio. “Fue maravilloso tenerla acá”, subrayó la hija, quien muy presta mostró unas fotos de Zoila mientras comentaba el festejo. En el acto, su progenitora fue elegida como Madre Símbolo por la mayoría de las homenajeadas, en solidaridad por todo lo sufrido durante el aciago terremoto. 
    VOLVIÓ A CASALa manabita de la tercera edad se mostró entusiasmada por el homenaje, comentó Guillermo Sánchez, dirigente de la cooperativa durandeña, quien recordó que por la fecha festejaron a 283 madres del sector. “Ella andaba feliz, con su corona y su cinta, enseñándola a todos. Los vecinos querían tomarse fotos con ella”, indicó.El cantante Félix Macías hizo aflorar el pasado.Las decenas de mamás que se habían concentrado para disfrutar del ‘show’, desarrollado en la calle Fausto Huayamave, compartieron vivencias.Según Nery, tal fue la felicidad de su madre que también lució su cinta al día siguiente, cuando en familia se reunieron para recordar la jornada. Luego la guardó con cuidado y fue lo primero que puso en su maleta para ir de vuelta a Manabí. Porque pese a los cuidados y atenciones recibidas en Durán, Zoila decidió volver a su hogar. “Estaba preocupada por sus cosas, con miedo a que se le dañara la ropa, a perder sus perfumes...”, dijo Nery entre risas. (IC)   

    0 0


     
    Miguel Ángel González, Esmeraldas
    En menos de diez minutos, Eduardo Gil había cortado el cabello a un niño del albergue de El Salto, en Muisne, Esmeraldas. Gil, de 47 años, solamente usó su tijera y una peinilla, porque la falta de luz le impidió prender la máquina.
    “Listo. Dios te bendiga”, finalizó mientras el pequeño volvía con sus amigos. 
    El hombre recorre las zonas afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril. Allá por donde pasa, planta su silla giratoria y ofrece sus servicios a los lugareños. En los albergues, trabaja de forma gratuita.
    Pero cuando instala su salón de belleza en la calle, cobra de dos a tres dólares a cada usuario. “Eso nos sirve para los pasajes”, detalló.
    Antes de salir del campamento de damnificados, María Fernanda Clevel, madre del niño, le agradeció el favor. “Está bien que se preocupe por los niños”, subrayó la progenitora, cuyo marido posee capacidades especiales.
    Gil se despidió con un gesto cariñoso. Tomó su silla, caminó pausado hasta la calle y pidió permiso en una casa para que le prestaran un lugar fuera de la vivienda, donde pudiera continuar trabajando.
    También evangeliza
    Un segundo cliente se sentó en el puesto para peinarse como el cantante de reguetón Farruko. Gil no desprendía la mirada de la nuca de Ronald Casanova, a quien le llamó la atención el negocio del peluquero. “Me dio curiosidad y quería saber qué tal cortaba”, precisó el vecino, que deseaba vacilar un nuevo ‘look’.
    Entre tanto, el estilista contó su historia. Llegó de Colombia hace 15 años y se casó con la ecuatoriana María Villalba, quien lo perfeccionó en el arte del estilismo.
    Ambos residían en Santo Domingo de los Tsáchilas, donde montaron algunas peluquerías. Sin embargo, Eduardo y su esposa se evangelizaron, por lo que vendieron sus propiedades para predicar la palabra de Dios.
    Esa es su segunda profesión. El colombiano también reconforta espiritualmente a quienes lo desean. De hecho, aprovecha los momentos en que acicala a los clientes para conversar sobre el Todopoderoso.
    “Es una tarea satisfactoria”, precisó la mujer de Gil, quien se paró junto a él mientras atendía a Casanova.
    Junto a sus tijeras, el ‘paisa’ siempre lleva una Biblia. “Para predicar en las calles, primero uno debe estudiar”, indicó.
    Actualmente viven en Atacames, ciudad esmeraldeña. Gil es pastor en una iglesia y siempre planifica los lugares que visitará para cortar el pelo y hablar de Jesucristo. Ahora, tiene claro que su corazón está con los damnificados.
    En menos de diez minutos, Eduardo Gil había cortado el cabello a un niño del albergue de El Salto, en Muisne, Esmeraldas. Gil, de 47 años, solamente usó su tijera y una peinilla, porque la falta de luz le impidió prender la máquina.“Listo. Dios te bendiga”, finalizó mientras el pequeño volvía con sus amigos. El hombre recorre las zonas afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril. Allá por donde pasa, planta su silla giratoria y ofrece sus servicios a los lugareños. En los albergues, trabaja de forma gratuita.Pero cuando instala su salón de belleza en la calle, cobra de dos a tres dólares a cada usuario. “Eso nos sirve para los pasajes”, detalló.Antes de salir del campamento de damnificados, María Fernanda Clevel, madre del niño, le agradeció el favor. “Está bien que se preocupe por los niños”, subrayó la progenitora, cuyo marido posee capacidades especiales.Gil se despidió con un gesto cariñoso. Tomó su silla, caminó pausado hasta la calle y pidió permiso en una casa para que le prestaran un lugar fuera de la vivienda, donde pudiera continuar trabajando.También evangelizaUn segundo cliente se sentó en el puesto para peinarse como el cantante de reguetón Farruko. Gil no desprendía la mirada de la nuca de Ronald Casanova, a quien le llamó la atención el negocio del peluquero. “Me dio curiosidad y quería saber qué tal cortaba”, precisó el vecino, que deseaba vacilar un nuevo ‘look’.Entre tanto, el estilista contó su historia. Llegó de Colombia hace 15 años y se casó con la ecuatoriana María Villalba, quien lo perfeccionó en el arte del estilismo.Ambos residían en Santo Domingo de los Tsáchilas, donde montaron algunas peluquerías. Sin embargo, Eduardo y su esposa se evangelizaron, por lo que vendieron sus propiedades para predicar la palabra de Dios.Esa es su segunda profesión. El colombiano también reconforta espiritualmente a quienes lo desean. De hecho, aprovecha los momentos en que acicala a los clientes para conversar sobre el Todopoderoso.“Es una tarea satisfactoria”, precisó la mujer de Gil, quien se paró junto a él mientras atendía a Casanova.Junto a sus tijeras, el ‘paisa’ siempre lleva una Biblia. “Para predicar en las calles, primero uno debe estudiar”, indicó.Actualmente viven en Atacames, ciudad esmeraldeña. Gil es pastor en una iglesia y siempre planifica los lugares que visitará para cortar el pelo y hablar de Jesucristo. Ahora, tiene claro que su corazón está con los damnificados. 

    0 0



    Los motivos del crimen no fueron revelados por los investigadores, pues ni el fiscal ni los agentes de Delitos contra la vida (Dinased) quisieron hablar. Pero los testigos narraron que al menos dos sujetos que iban en una moto presuntamente dispararon contra una furgoneta que circulaba por las calles Venezuela y la 39, en el suburbio de Guayaquil.
    Los lugareños escucharon alrededor de seis tiros y comentaron que el conductor y un pasajero del vehículo resultaron heridos. Luego, para escapar de los delincuentes, el chofer se metió en contra vía, salió a Portete y avanzó hasta la 38, donde se detuvo a un costado.
    El hombre que manejaba y una mujer que iba con un niño en el puesto del copiloto se bajaron. De ahí, abrieron una puerta corrediza que el carro tenía en el costado derecho.  

    0 0


    Redacción Guayaquil
    Los dos pescadores oriundos de Jaramijó, Manabí, que fueron rescatados en alta mar por un barco holandés luego de 52 días a la deriva regresaron al país desde China.
    Ayer por la noche se vivieron momentos muy dramáticos cuando su avión tomó tierra en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil. Allí, los familiares de Carlos Benítez Parrales y Jorge Luis Mero se fundieron en llantos y abrazos con los dos marineros.
    Carlos Benítez fue el más expresivo. Relató que zarparon el 2 de marzo desde Pedernales para una travesía de tres días. Nunca imaginó que serían asaltados por piratas, que les robarían el motor y que tendrían que sobrevivir durante casi dos meses sin agua potable ni comida. Y menos aún que terminarían en China.
    Benítez, emocionado, explicó que tuvieron que tomar agua de lluvia cuando se quedaron a la deriva tras el asalto. Y se alimentaron a base de los peces que rondaban la embarcación. Muchas veces quisieron cocinar con los rayos solares, pero los constantes aguaceros en alta mar se lo impidieron, de modo que los devoraban crudos.

    0 0


    Google presentó el proyecto Jacquard, en el que lleva trabajando con Levi's durante meses. ¿El objetivo? Lograr ropa inteligente que permita controlar smartphones sin la necesidad de sacarlos del bolsillo. Y así nació la chaqueta que el gigante de Internet lanzará el próximo año al mercado.En el video promocional se puede ver la chaqueta de mezclilla con una zona con fibras sensibles a movimientos del dedo y pequeños toques que -a través de la aplicación de Jacquard- permiten controlar servicios como llamadas, mensajes de texto, Google Maps y Spotify, entre otros.Con Jacquard, Google demuestra que es posible cambiar la música, subir el volumen e incluso desviar una llamada sin siquiera ver el teléfono fuera de su bolsillo.La tecnología que tienen estas chaquetas fue trabajada tanto por los desarrolladores de Google como por los estilistas de Levi's, para lograr así la mejor fusión de los dos mundos y llevar los wearables al siguiente nivel. A través de un puerto USB integrado en la prenda es posible recargar su batería.Una versión beta de la chaqueta, para desarrolladores, estará disponible durante el segundo semestre de este año, para lograr que el proyecto Jacquard esté disponible para su venta durante 2017.

    0 0



    La música se apagó de repente. El bautizo de una niña de cinco años se había convertido en la escena de un crimen. “¡Apuñalaron a Enma!”, gritaban los familiares angustiados en medio de la celebración.
    El cuerpo de la mujer, de 37 años, yacía en la puerta de ingreso a la fiesta. Segundos antes había sido apuñalada en el estómago. Un cuchillo atravesó sus órganos vitales. Enma murió desangrada.
    El asesinato ocurrió ayer, en torno a las 02:00, en el sector de Atucucho, al norte de la capital quiteña.
    La reunión se realizó en una vivienda, ubicada en la calle Juan Guerrero, donde los invitados festejaban el primer sacramento de la nieta de Enma Morales.
    Bailaban, se reían, disfrutaban del evento en el que no solamente estaban adultos, sino también varios menores de edad. Sin embargo, pasada la medianoche, el evento se ‘embarró’ de sangre. 

    0 0



    Independiente del Valle se ha convertido en el equipo de Ecuador. Todos estaremos mirando, orgullosos, cómo busca acceder a las semifinales de la Copa Libertadores antes de enfundarnos la nueva ‘piel’ amarilla de la selección.
    El conjunto dirigido por Pablo Repetto se enfrenta mañana al Pumas de Fidel Martínez para dar un alegría histórica al país. Las semifinales están ahí, solo hay que dar un pequeño, aunque complicado, paso para estar entre los cuatro mejores clubes de América. Palabras mayores para una entidad ‘recién nacida’ y con solo tres participaciones en el campeonato de clubes más importante del continente americano.
    El resultado de la ida (2-1) da cierta ventaja a los de Sangolquí, aunque el gol de visita que firmó Fidel pone la incertidumbre en esta última llave. Si lo consiguen, si José Angulo, Junior Sornoza y compañía son capaces de superar este escollo, estarán ante la oportunidad de sus vidas frente a Boca Juniors. Buscarán la gloria, una hazaña más, y su imaginación echará a volar. Pero ya habrán hecho historia. Al menos, en Ecuador.

    0 0



    Emelec ya tiene nuevo entrenador. Se trata del uruguayo Alfredo Carlos Arias Sánchez, de 57 años, quien reemplazará al argentino Omar de Felippe.
    El compatriota de Guillermo Almada, preparador del Barcelona, ya tiene todo arreglado con la dirigencia azul y llegará a Guayaquil el próximo sábado, 29 de mayo. Entonces será presentado a los jugadores y, de inmediato, asumirá el cargo de nuevo DT del puntero del torneo nacional. Firma por dos temporadas.
    Alfredo Arias colgó sus botines como jugador en 1987, cuando defendía al Tampico Madero de México.

    TRAYECTORIA

    Su carrera como entrenador empezó en el Montevideo Cricket Club de la Liga Universitaria. Luego pasó a las divisiones formativas del club Montevideo Wanderers, desde donde saltó al equipo de primera en 2011. Tres años después, en 2014, logró el título de la Primera División del balompié uruguayo con este equipo. 

    0 0



    Pelileo Sporting Club se mandó una goleada que rompió todo registro conocido en el fútbol ecuatoriano. El pasado sábado le endosó un sonrojante 44-1 al Indi Native en el torneo de segunda categoría de Tungurahua.
    La ‘paliza’ se produjo en el estadio Ciudad de Pelileo y superó a la cosechada por Colón Fútbol Club contra Deportivo del Valle en 2015, cuando venció 31-0, con 12 goles de Fabri Caicedo. Aquel partido pertenecía a la segunda categoría de Manabí.
    También superó con creces el 11-0 que Liga de Quito le metió al América de Ambato en 1969, en la Primera A del balompié nacional. Francisco Bertocchi marcó ocho goles.

    0 0



    Ecuador se concentra desde ayer en The Westin Stonebriar Hotel de Frisco, en la ciudad texana de Dallas. Y lo hace a la espera de que se incorporen todos los ‘extranjeros’, que poco a poco irán llegando a Estados Unidos para unirse a la ‘Tri’, con miras al inicio de la Copa América Centenario.
    La mayoría de los jugadores ya está en el país norteamericano. Pero se espera que en las próximas horas arriben los que militan en clubes de otros países, y que estén listos de cara al amistoso contra Estados Unidos, que se disputará el miércoles en Dallas.
    La Copa América siempre ha sido ‘mala palabra’ para la Tricolor. De hecho, sus últimas participaciones han sido para llorar.
    Pero las sensaciones de cara a este torneo se antojan diferentes. Los jugadores se encuentran muy motivados, tras los éxitos cosechados por algunos de ellos fuera de Ecuador. 

    0 0



    El entrenador del Independiente del Valle, Pablo Repetto, sabe lo que es jugar con presión y con hinchada en contra. A lo largo de esta Copa Libertadores, los jugadores sangolquileños han madurado con duelos de alto nivel como visitantes. Los cotejos ante Colo Colo y River Plate, en los que se jugaban el todo o nada, favorecieron a los ‘rayados’, que se sienten capaces de todo.
    Repetto, a lo largo de estos días, pidió una sola cosa a sus jugadores: tranquilidad. Esa palabra cayó bien en la plantilla, la cual espera acceder por primera vez en su historia a una semifinal de la Copa Libertadores de América.
    La confianza en sí mismos se nota en la expedición sangolquileña. El centrocampista Jonni Uchuary, mientras desayunaba en la terminal aérea, destacó la concentración de sus compañeros para ‘asaltar’ a Pumas.
    “Todos los muchachos estamos mentalizados e ilusionados en hacer historia. La tranquilidad que se vive en el grupo es un ‘plus’ adicional para este encuentro.  

    0 0



    El Sporting de Braga levantó ayer la Copa de Portugal por segunda vez en su historia, imponiéndose por 4 a 2 al Oporto en los penales. En los noventa minutos y el alargue, el choque finalizó con empate a dos tantos, gracias a los goles de Rui Fonte y Josué por parte del campeón, así como los de André Silva para los blanquiazules. Así, el Porto cierra una temporada para olvidar.

    0 0


    Durante el concierto de Gian Marco y Verde 70 se produjo una polémica entre Michael Zeas, conocido como el ‘Pitbull ecuatoriano’ y el ‘Pitbull peruano’, Pierre Llontop.
    “Buenas noches con todos, menos con uno”, comentó el ecuatoriano, quien animó el evento. 

    0 0
  • 05/22/16--10:52: Dejó sus raíces en Quito


  • El planeta fue la causa que los reunió sobre un mismo escenario. Y -como dijo la mexicana Natalia Lafourcade durante su presentación- “la música todo lo mejora”.
    Más de 3.500 personas llegaron el pasado sábado a la Quinta San Luis de Lumbisí, al nororiente de Quito, para ver a la cantautora, quien fue parte del listado de artistas que se presentaron en el festival Terrasónica.
    Durante dos horas, casi sin descanso, hizo un recorrido por su más reciente álbum, ‘Hasta la raíz’, intercalando temas de sus anteriores proyectos, como para compensar que no hubiese venido anteriormente. 

    0 0



    El Puerto Principal retomó su vida de espectáculos musicales con un conciertazo del peruano Gian Marco y la banda quiteña Verde 70, la noche del pasado sábado, en el Centro de Convenciones.
    “Es el primer show que tiene la ciudad tras el sismo que provocó la suspensión de los eventos de Marc Anthony y de Maná”, comentó Karen Gómez, quien estuvo en primera fila para ver a sus ídolos, acompañada de sus amigas Carla Tacle y Rocío Serrano.
    El evento convocó a cientos de personas que llenaron el recinto desde tempranas horas de la noche.
    Rock de color ‘Verde’
    Los primeros en salir al escenario fueron los integrantes de la banda quiteña Verde 70. Su repertorio comenzó a las 22:00 con un: “Hola Guayaquil, un gusto poder cantar para ustedes”.

    0 0
  • 05/22/16--10:54: Marcharon por Justin Bieber


  • Centenares de seguidoras argentinas del artista canadiense Justin Bieber se congregaron, el sábado por la tarde, en diferentes ciudades de su país para pedir “la libre entrada y salida” de su ídolo a la nación.
    Esta llamativa manifestación se dio luego de que la estrella juvenil no incluyera a Argentina en su nueva gira, ‘Purpose’, debido a los problemas legales que aún pesan sobre él en dicho territorio.
    Las ‘beliebers’ -como se hacen llamar sus fanáticas- se convocaron a través de redes sociales. En Buenos Aires, se reunieron en el emblemático obelisco de la capital argentina y, desde allí, caminaron hasta Tribunales.
    En las pancartas que portaron se leían frases como “Argentina necesita el Purpose tour”, “No nos vamos a dejar vencer” o “Es humano. Todos cometemos errores. Queremos a Justin”.
    Neuquén, Córdoba y otras urbes también se sumaron a la medida, que rápidamente se convirtió en tendencia mundial en redes sociales como Twitter.

    0 0



    La inquieta y farrera Bahía de Caráquez se adormece entre los acordes del pasillo ‘Pañuelo blanco’ que salen melancólicos desde la radio de Lupercio Panta Vivas, de 70 años, quien desde su nuevo hogar, el garaje del condominio Punta Norte, ve y siente como este ‘barco’, que él capitanea, se pierde entre los temores de otro sismo y las interminables grietas que desde el 16 de abril lo tienen a la deriva.
    A una cuadra se puede escuchar la cocción de los alimentos que Gloria Luzbenita Coll (60), esposa de Lupercio, preparaba a las 20:32 del pasado viernes. También sus pasos tristes que contrastan con sus hermosos ojos verdes. Esta pareja perdió la mayoría de sus artefactos en el terremoto. Lupercio trabaja hace 13 años como conserje en este edificio el cual se niega a abandonar. Se ha quedado “como varón” aguantando espantosas réplicas dentro del inmueble de siete pisos, no solo porque no tiene a dónde ir, sino por lealtad a sus jefes.
    Afuera del rectángulo de un solo ambiente donde habitan los esposos, entre mesas, platos, cucharas, comida, colchones y más, Bahía tiene la apariencia de una ciudad fantasma. Sus calles, vestidas con un manto tétrico, huelen a desolación y transpiran incertidumbre.
    “Es una ciudad fantasma”, lanza con rabia Juan José Rodríguez Chávez, también encargado de cuidar el hotel Casa Grande. Su amargura es la misma que la del resto de ‘guardianes’ de lo que queda en pie de Bahía: se fue el turismo por culpa del sismo y al lujoso balneario que acogía visitantes, tanto en invierno como en verano, ahora ni los pobladores de la vecina parroquia Leonidas Plaza, que antes concurrían desde los viernes para farrear, pasear, comer o pegarse unos tragos al son de la agradable brisa en el malecón, han desaparecido.
    No solo los ‘hijos’ de Bahía sienten el golpe de la crisis, también los vecinos de Leonidas Plaza, como Rafael Miranda Montalván (48), quien a bordo de su taxi pasó de ganar entre 60 y 80 dólares en un día bueno (fin de semana) a solo 10, y “con suerte, porque nadie quiere ir a Bahía, no hay nada, todo está perdido”.
    Pese a esta ola negativa, Juan José tampoco deja su trabajo. Su sombra de desvanece en la noche mientras camina hacia su morada, esa que protege con valentía por su familia y sus patronos.
    En El Delfín la situación es calcada a la de todos los edificios de la zona norte de Bahía. Jesús Cedeño, chonero de 50 años, trata de espantar los fantasmas de la tragedia acomodando sus pies sobre una silla de plástico, mientras sus ojos parecen alumbrar la edificación que por 24 ha cuidado como su “tesoro más grande”.
    A su lado, Elena Vera (51) trata de controlar con enojo a sus hijos que revolotean entre los escombros de la planta baja del condominio.
    Jesús se aferra a una lámpara para mostrar lo que fue su hogar. Alumbra una parte y lo primero que el destello de luz deja al descubierto es la imagen repetida de la desgracia que abruma a Manabí y también a Esmeraldas.
     “Aquí sigo cuidando el edificio como lo he hecho todos los años; tenemos miedo de que esto se caiga, pero esperamos que vengan nuevamente a revisar el edificio para saber si lo tumban o no, después de eso sabremos qué hacer”, cuenta algo afligido.
    Pero si Jesús lucha contra el miedo, Ramón Panta escurre el pánico de su piel curtida, descansando en el portal de la planta baja del edifico Salango, otra estructura colapsada que imprime terror.
    Asegura que no duerme en el edificio, lo hace en una carpa, ubicada en la acera de en frente, en el abandonado y frío malecón, para no perder de vista su responsabilidad como conserje del condominio de nueve pisos, que por 21 años ha sido su hogar, y que incluso aguantó el terremoto de 1988. Por eso -dice- se le hace difícil dejarlo. Es su vida.
    “El miedo ya pasó, para nosotros es algo más, nos acostumbramos”, cuenta con una contagiante paz que invita a dormir sobre los escombros.
    Él, como el resto de ‘guardianes de Bahía’, asegura recibir ayuda de los dueños de los departamentos: víveres, dinero, frases de aliento, lo que ayude a fortalecer el corazón.
    Por eso, mientras Bahía siga sumida entre las tinieblas y el abandono, y en sus calles solo vaguen los espíritus de los farreros que hasta antes del 16 de abril coparon el malecón para inundar con música, cantos y bailes, Lupercio, desde su ‘nave’ Punta Norte, seguirá al frente de su edificio, aunque este vuelva a remecerse, porque “soy el capitán y no abandono mi barco”.

    “Bahía sufre una de las más grandes debacles de los últimos 50 años”
    Bahía de Caráquez, Manabí
    Vladir Villagrán, director cantonal de Sucre de la Asociación de Hoteleros de Manabí, teme que se desate una severa crisis social, cuando termine la asistencia a los damnificados por el terremoto en Manabí. Además, sostiene que el cien por cien de la actividad hotelera en Bahía de Caráquez no funciona y advierte que si esta ciudad, una de las más bellas de la provincia, no recibe ayuda urgente, “desaparecerá”.
     En el tema de turismo, ¿cuán afectado está Bahía de Caráquez?
    Bahía sufre una de las más grandes debacles de los últimos 50 años. El sector hotelero es el que alimenta en un 85 por ciento a Bahía y a Canoa en un 90 por ciento, de todas las fuentes de trabajo. Manta tiene atún, tiene pesca. Pedernales tiene camaroneras, pero Bahía vive en un 85 por ciento del sector hotelero y turístico. En Bahía de Caráquez el cien por cien de los hoteles no está funcionando. Manta tiene un 50 por ciento de disponibilidad y Pedernales un 40, pero Bahía y Canoa están en su totalidad sin operación. Los únicos hostales que atienden están en la parroquia Leonidas Plaza, al lado del puente de Los Caras, donde hay aproximadamente cuatro hostales, que en total suman una disponibilidad de 60 a 70 personas.

    ¿Cuántos hoteles están registrados en Bahía?

    En la cabecera cantonal son 15 hoteles y hostales, pero ninguno funciona.
    ¿A cuánto ascienden las pérdidas por los daños en los hoteles?
    Nosotros asumimos por lo menos unos 10 millones de dólares solo en infraestructura hotelera. De los 35 restaurantes que están ubicados en la avenida Simón Bolívar (en pleno malecón de la urbe), el 90 por ciento ha emigrado a la parroquia Leonidas Plaza. Entre sueldos y pérdidas por ingresos se calculan entre 30 o 35 millones de dólares. En Bahía solo queda el 10 por ciento de locales comerciales.
    ¿En qué tiempo estiman que se retomará la actividad turística en Bahía?

    No depende mucho de nosotros (hoteleros) porque no todos teníamos el hábito de asegurar la propiedad. Solo el 20 por ciento podría tenerla asegurada. Aquí depende de créditos directos a los hoteleros para volver a levantarnos.
    ¿Cuál es el futuro de Bahía?
    El turismo es lo que más representa a nuestra ciudad como ingresos. Estamos esperando, porque se viene un tema social tremendo cuando ya dejen de entregar las raciones, porque toda esa gente que trabajaba directa o indirectamente del turismo generará un problema social. No quiero imaginarme lo que ocurrirá de aquí a cuatro o cinco meses, los problemas sociales que se vienen son peores que el terremoto mismo, porque la gente está tranquila porque aún no sale a trabajar porque están en albergues, después será el problema. Necesitamos una ayuda urgente o desaparece Bahía, porque está en una debacle. Bahía y Canoa están en una situación fantasmagórica. A partir de las siete de la noche se termina cualquier tipo de actividad. 

older | 1 | .... | 1066 | 1067 | (Page 1068) | 1069 | 1070 | .... | 1128 | newer